miércoles, noviembre 28, 2007

Anti

Todavía hay purpurina volando por los aires de la Navidad pasada, pero ya las bolas de la temporada nueva nos ahorcan hasta en las vidrieras de la farmacia. Uno no termina de entender por qué todos quieren currar con las guirnaldas y el árbol de la muerte, pero hasta el odontólogo pone un stand que vende muelas con inscripciones navideñas que al mes ya te estás metiendo en el orto lo más acomodadito que puedas para evitar ensuciarte la ropa.
De pronto comienza la semana en la que se presentan las fiestas de la empresa de la cual uno es parte. Ahí se presenta el dilema entre ir y pasarla como el ojete o no ir y ser tildado como el antisocial-antifiesta-antidiversión, todo porque uno no quiere compartir más tiempo que el necesario junto a la gente con la que uno trabaja, y con quien no tiene ánimos ni tema para hablar, salvo que sea de reportes, chismes del programa de anoche o empleados ineficientes.
Las fiestas de la empresa son algo que aborrezco, sinceramente. Me molesta en primer lugar que sean un día de la semana. Todo eso para hacerse los cool porque al otro día los “fiesteros” entran tarde, mientras los antifiesta a la misma hora de siempre, con la nube negra meándole las cejas, como siempre.
Es cool hacer un pizza party. Mucho más cool es hace fiestas separadas para jefes y empleaduchos. No sea cosa que los empleaduchos terminen comiendo más que los jefes, sería inaceptable.
Generalmente estas ocasiones terminan desvirtuándose al tiempo que la secretaria se garcha al de seguridad sobre la mesa de las pizzas, la que limpia se encara al jefe de área soñando que es Talía Piel Morena, de pronto y sin darte cuenta terminás solo en una esquina mientras el sexo a tu alrededor es cada vez más impactante, te adherís a los gemidos que terminan siendo un símil ringtone y le pedís al Jebús Men in Black que traiga ese puto aparatejo que te hace olvidar lo vivido con una lucecita de mierda.
La mala noticia es que el futuro no podrá evitarse. Días, meses, años después de la fiesta seguirán recordando las andanzas no laborales con efusividad, alegría y emoción, sentimientos que uno, si fue, solo desea que dejen de recordárselos, y si no fue, se siente más pelotudo que al inicio, cuando se debatía entre aparecer o fugarse del mundo hasta que todo termine… si termina.

Recemos:

Jebús de las alturas
Jebús de las bajezas
Jebús del medio… adentro
Que pase diciembre rápido
Que se corte la luz del mundo
Que Chávez censure las fiestas
Que las fiestas me ignoren a mí
Que la invitación la trague el correo
Y que cumplan muy feliz

Amén

12 comentarios:

dami...el mas bombero dijo...

Sentimientos antes padecidos por mi...hasta que entre en ese bendito cuartel...las fiestas de fin de año son LO MASSSSSSSSSSSSSSSSSSS, mucha comida, mucha bebida, salidas por el barrio con los camiones y lo que es mejor: cortar la avenida y salir a bailar con los vecinos bajo una lluvia artificial creada por una manga de 38 mm...gracias por la magia jebús, gracias por los bomberos...gracias por Mel

sam dijo...

por suerte aun no puedo compartir ese sentimiento contigo. de todas formas odio las fiestas familiares.
te amo

organizacion Señor Negro dijo...

huy es una gran verdad lo que decis ya la semana pasada me empecè a enfermar pensando en ese momento del cual este año no voy a participar!
saludos y que si vas a la fiesta te sea leve!

Monsieur Côtelette dijo...

Otra de las razones del por que trabajo en forma independiente, a pesar de no ver un puto peso.

Animos, compañera.

Por cierto, está usted, al igual que el resto del público, a practicar su rezo en aargh, que decretó la semana católica, apostólica y romana.

¿Publicidad? Nooo. Para nada

agustina dijo...

Es tal cual todo lo que decís. Fin de año es lo mejor, pero para quedarse encerradita en casa durmiendo todo lo que no pudiste dormir en todo el año. Todavía no estoy dentro del mundo laboral, pero entiendo perfectamente de lo que hablás, ya que me ha tocado tener que asistir a fiestas de fin de año del laburo de mi viejo, y son realmente detestables! Diferentes a las que describis vos, pero igual de detestables, totalmente hipócritas. Tener que llegar, saludar a todos, (hasta a gente que nunca habias visto en tu vida), todos de traje, educaditos, ni un pelo fuera de su lugar, ahora pasan las once, y el vino se les subio a la cabeza a todos los viejos de mierda que se ponen a bailar en meneadito en el medio de la pista con las corbatas atadas en la cabeza. ¡Qué cuadro horroroso! Es el mártir de todos los años, pero bueno.. será hasta que este capacitada para conseguir mi propio trabajo y con ello, mis propias fiestas..

Un saludo, me encanta como redactás. Muy expresivos tus textos. Seguiré pasando. Un beso :)

Leo2377 dijo...

No me gusta la navidad, no creo en el espíritu navideño.
El año nuevo tiene apenas mas onda, pero apenas...

Las fiestas laborales no me desagradan del todo. El principal motivo por el que voy es tomar champagne y divertirme con la buena gente que labura conmigo, que es lo único bueno de mi laburo.

waldo kowalzick dijo...

sólo extremaría un ruego de tu plegaria:

¡que diciembre sea retirado del almanaque!

vispéricos saludos.

Yasmin dijo...

Antes de ir a la fiesta de fin de año hay que mentalizarse, enyoguizarse, y pensar únicamente en comer hasta reventar, tomarse todo lo que esté al alcance y una vez que no nos da mas la vida irnos a nuestras casas a dormir la mona, sabiendo que ese grato momento salió pura y exclusivamente del bolsillo de nuestros jefes.

Chulian dijo...

Jebús de las alturas
Jebús de las bajezas
Jebús del medio… adentro
Que pase diciembre rápido
Que se corte la luz del mundo
Que Chávez censure las fiestas
Que las fiestas me ignoren a mí
Que la invitación la trague el correo
Y que cumplan muy feliz

JAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Fue lo mejor del día.

xoti dijo...

Encima en este tipo de fiesta suele haber un alto nivel de alcohol y un cierto nivel de desenfreno sexual, o sea que si vas ten cuidado con tus amigas “De otro palo”.

Y si quieres voy yo en tu lugar que me gustaría vivir unas navidades a treinta grados de temperatura …

Santi dijo...

Salúd, muy bueno..!

te espero por el mío

Chulian dijo...

ac-tua-lizá ac-tua-lizá ac-tua-lizá!
la people lo pide.
la people lo exige.
copaaate :)