sábado, agosto 29, 2009

Puertas Adentro

PERSONAJES:
  • Padre - Conductor
  • Hermano de 17 - Asiento trasero
  • Yo - Asiento de adelante

ESCENA 1: Interior Fiat Uno gris marcado por el granizo y por un aerosol azul en una de sus puertas.

YO: ¿A qué hora salís para Bariló?

HERMANO: Mañana a las 11 y media de la mañana

PADRE: Te paso a buscar, negra y lo vamos a despedir

Y: Bueno. Te traje algo para que te lleves, te lo compramos con Lucas*...

Mi mano le extiende desde el bolsillo, frente al progenitor en común, dos preservativos texturados con tachas.

H: (Claramente incomodado) - ¿Forros?

Y: Usalos si es una cabeza. No los uses si es millonaria y puede salvar a nuestra familia. Bueno, no, mejor no. Usalos siempre. Luego planearemos cómo estafar a alguna pelotuda.

En este momento, sé que mi hermano cambió su alma adolescente por un deseo maléfico hacia mi persona por haberlo ofuscado con mi pequeño e inocente chascarrillo. Sentí, por primera vez, que el gargajo me caería de lleno en la frente y, lo peor, lo más trágico, era no saber en qué momento impactaría... todavía faltaba almorzar en el domicilio particular de mis abuelos.


ESCENA 2: Casa de mis abuelos Nani y Nono en el barrio de Bernal.

Rodeando la mesa, Padre, Hermano, Nani y yo, de frente al Nono, un hombre de 80 y largos, jugador de tejos, enviador compulsivo de mensajes de texto, adicto al Discovery y la Pantera Rosa. Yo llevaba puesta una remera de la Hormiga Atómica al cuerpo color blanca, con unas letras en gris y a la bella Hormiga decorando una de sus esquinas inferiores. Me serví ensalada de zanahoria y un puñado de mayonesa de pollo, esperábamos las milanesas con puré con la paz que emana un sábado al mediodía cuando mi Nono decidió empezar la charla.

NONO: Melisa... ¡Qué tetas!

YO: ....

NONO: (Tomándose la cabeza) - Son... grandes. La verdad que nunca las había visto. Te felicito.

YO: ...

PADRE: ¡¡¡Ai ella!!! Se puso colorada... sí, tiene tetas. Siempre le digo que cuando me venga a buscar al trabajo venga sin escote porque se enloquecen en Retiro los muchachos. El culo más o menos lo disimula, pero en verano las tetas es imposible...

NONO: La verdad estoy impresionado

HERMANO: (Por lo bajo, atajando la carcajada) - Te querés morir, ¿no? Jodete por la del auto.

YO: ... Sí, pero te vuelve. Perdoname, hermano. Te vuelve.

HERMANO: Está bien, con tal de no hablar de tus tetas...

YO: Nono, ¿sabés qué le regalé a mi hermano para que se lleve a Bariloche? ¡¡¡FORROSSS!!!

NONO: ¿Vas a darle a alguna pibita, Franco? Bravo. Así se hace. ¿Tenés vista a alguna?

PADRE: (Extendiendo más forros desde su bolsillo) - Tomá, acá tenés más, aprendé de tu padre que siempre está listo.


La Nani llegó con las milanesas y el puré.
El vino lavó los recuerdos.
Las nuevas charlas se acumularon sobre unas chauchas.
Mis tetas y los forros se perdieron en las mandarinas del postre.


*Pareja estable

8 comentarios:

Juli dijo...

jajajajja
me mata tu nono!!
jajajaja
te veo en unas horas, te quiero, Mua!

sisupierasdemi dijo...

siempre me haces largar la carcajada... VISTE, un groso tu viejo!... yo sabia... jajaja beso!!

Fabulously Lazy dijo...

Hola!
Jeje muy gracioso el post, tu nono es un groso :P
Me gustó mucho tu blog! es muy cómico...

un saludo. :D

porteña dijo...

Juli: No te lo presto.

Sisupierasdemi: Te falta tanto por conocer de mi padre... tanto :P

Fabulously Lazy: Gracias por pasear por acá. Y sí, mi nono es un groso.

Dami...el mas bombero dijo...

quiero formar parte de tu familia...me adoptan???

claudia ortiz dijo...

genial... mi hijo también viajó a Bariló, pero se llevó la PSP el pelotudo

Dami...el mas bombero dijo...

jajajajaja, buenisimo el comentario de claudia

Chulian dijo...

juaaa!! 15 iguales este partido, habrá que ver la resolución cuando el joven vuelva del Sur.

Saludos! :)