jueves, julio 18, 2013

AMIGOS


Se viene el Día del Amigo; y con esta fecha le damos la bienvenida a una jornada de saturación de la telefonía móvil, a un día de saludos por compromiso a gente con la que coexistís por unas pocas horas y te tira un “feliz día” como si fuera obligatorio abrazarse todos los 20 de julio. Se viene un sábado en el que quedarse en casa resulta la mejor opción, porque la masa humana rumbea a boliches, restaurants, bares, plazas, recitales, copando los espacios como plagas de langostas crackeadas. Se viene el Día del Amigo y me resulta inevitable… salir a dar una vuelta para reflexionar al respecto.

Si hay una fecha que no entiendo es la del 20 de julio. En principio, vale decir que el amigo que nunca puede juntarse, pero que jusssssto el día del amigo puede… es un garca mentiroso. Ese amigo es el oportunista, el que solo está en eventos felices, que no es el que te va a bancar durmiendo culo con culo en su cama si te separaste y no tenés dónde caer muerto. Ese amigo es descartable.

Pero hay muchos tipos de amigos, sobre todo cuando una o uno está integrado a lo que comúnmente denominamos “Grupo de Amigos”. En esos grupos, lógico, no todos se llevan con todos. En los grupos de minas, por ejemplo, siempre habrá alguna interna, una más linda que otra a la que dos o tres odian en silencio. Y es fija, la linda del grupo es la que menos coge. O, la que más aburrido coge, pero como es linda tiene novios que le bancan que le de asco chupar pitos.
 
Otra amiga clásica es la que desaparece y engorda cada vez que se pone de novia y cuando corta vuelven a integrarla por pena. Estará también la que siempre salta como el culo en las discusiones, que parece que viviera indispuesta, y la que no toma partido por nadie. O la que se enamora siempre de los ex novios de las amigas del grupo que no quiere tanto.

La consejera amistosa que siempre tiene algo para acotar en toda situación de la vida, la haya o no la haya transitado. Esta amiga es especialista en todo, aunque no haya hecho nada. La que se cambió de colegio y nunca pudo hacer amigas nuevas también es uno de esos lastres que tienen algunos grupos de amigas. Y, ni hablar de la primera que clava un embarazo, trae un pibe y arruina en menos de un año la dinámica de la amistad, metiendo en el medio temas de mierda: pañales, cambiadores, mamaderas, sacaleches ¡sin doble sentido!… chau juventud.

En los conjuntos de amigos varones hay varios especímenes que me caen bien. El busca roña que con una mirada se compromete a cagarse a trompadas con otro grupo de machos y obliga de esta forma a sus amigos a salir de la zona de confort y enroscarse en un piña va piña viene no planificado. 

Está el que quiebra. Siempre. Aunque estén tomando Cepita, a las 4 te clava un vómito, se pone verde y se queda sin salir. Pero mi favorito es el que siempre se las ingenia para no poner un mango en nada. Si es para comprar chupi dice que no va a tomar, si es para comprar comida dice que ya comió, pero nunca tiene una respuesta cuando le preguntás para qué carajo vino si no va a chupar ni a comer.

Y en el caso de los varones, siempre estará el que la pone cada vez que sale. Que si para las 5 de la matina no pescó ningún pejerrey, ningún dorado, le entrega la lombriz a cualquier bagre sin ningún problema. Pero no se vuelve con la carnada intacta NUNCA.

Ahora, a nivel duración de amistades, ahí no hay mucha vuelta entre nenes y nenas. Es lo mismo. Está el amigo que tenés desde chiquito, el que conociste en el jardín de infantes o en el primario. Que ya no sabés si lo querés de verdad o por la costumbre de quererlo. Pero siempre está ahí, te conoce como un hermano, una hermana. No hay que explicarle si se tiene que ir o si te tiene que llevar a tu casa a upa. Sabe cuándo sacarte el vaso de birra, cuándo saltearte en la ronda de faso. Esos amigos son los que cruzaron la barrera del tiempo y se van a quedar con vos para siempre.

Y de grande no es tan fácil hacer amigos. Ya no es como cuando ibas a la playa y en quince días te hacías íntima de una nena con la que juntabas almejas y arena en baldecitos. De grande te animás a generar nuevos vínculos solo si vas a la facultad o si trabajás en una oficina. Si estás soltero, esos serán tus nuevos mejores amigos del mundo... hasta que termines la carrera o cambies de laburo y los descartes, así como se descarta el culito de las birras: Con total impunidad.

Ahora, el debate se instala en los amigos y amigas con derecho a sexo ocasional. Esto es fantástico. Hay pibes que no pueden considerar “amiga” a una mina antes de haberla catado y comprobado que no quieren seguir comiéndola. Esas amistades son dudosas, porque la celosía inevitable de la mina estará siempre al caer. La mujer garchada por un amigo espera compasión, no espera abandono. Quiere que la quieran y si se entrega a un amigo es justamente para sentirse protegida. Error. Abismal error. Garcharte una amiga DEBE ser el último recurso, incluso debiera venir en la lista después de una paja. El sexo ocasional con amigos es preferible evitarlo. Para polvos al paso, mejor desconocidos a los que no haya que herirles los sentimientos.

La verdad es que, en conclusión, odio el día del amigo. No sé… quiero ponerle onda porque para todos mis amigos parece significar mucho esta fecha, pero la real realidad es que me genera alto fastidio. Me desquicia tener que juntarme obligadamente con un grupo de gente, con el choto compromiso inicial de elegir con quién pasar "LA FECHA", y con quién una juntada del día después. Siempre hay alguien que se ofende, es inevitablemente obvio.

Volviendo a lo anterior, si pudiera elegir los amigos para que acompañen, me quedaría con los  que te putean porque no aparecés seguido. Con los del pasado, los que cada vez que te cruzás intercambiás el mentiroso “dale, armemos algo, pero no colguemos”. Aguanten los compañeros de ruta que de alguna u otra forma se las ingenian para estar siempre en todas, aunque vivan en el culo del mundo. Y también esos que te mosquean constantemente desde que vivís solo, los que te consultan antes de comprarse algo o de mandarse un cagadón. Los que te llaman después de bardearla para que los cagues a pedos y te cortan indignados porque los estás cagando a pedos.

Banco a los amigos negativos que siempre tienen la palabra justa para bajarte del globo aerostático, porque prefieren quedar como forros antes que vos te la des de lleno contra la pared. Te preparan para lo peor y, cuando sale todo de mil maravillas, son los primeros en ser felices a través tuyo. Aguanten los amigos sin careta, los que escuchan cuando escuchan, los que saben quién sos, cómo llegarte, cuándo evitarte. Los que conocen tus miradas tanto como el espejo.

Aguanten los amigos con los que se puede estar sin decir nada.
Si tenés alguno de éstos especímenes, cuidalo. No hace falta que lo expongas a la pelotudez generalizada del día del amigo. Juntate el lunes, cualquier día en el que ninguna aguja te diga cuándo brindar. Y recordale que lo querés mucho, o alguna deuda impaga, o de aquella vez que casi se come a tu ex, lo que creas más apropiado. Porque si los amigos se eligen, los momentos para celebrarlos, también.




(La versión escuchable, ACÁ. Esto pasó en el último "Salí a dar una Vuelta" de DE ACÁAAA. El próximo martes, a las 21, hasta la medianoche, no te lo vuelvas a perder: www.radiozoe.com.ar )

8 comentarios:

Esto es Marie dijo...

"Porque si los amigos se eligen, los momentos para celebrarlos, también" Tal cual!

Anónimo dijo...

mu bueno!!... Tan cua!..

Maldo dijo...

Genial! MUy buen post! Saludos!

Milagros Molina dijo...

Que comentario fulero el de la amiga embarazada...sera que a vos te jode las que si quieren tener hijos? Sera que en el fondo vos no te bancas no poder tener hijos?

porteña dijo...

jajajajajajajajajaj, Milagros, te mando un besito. Usá la ira para cambiar el mundo, no para pelotudeces. Un consejo de corazón. Abrazo de gol.

Patri dijo...

Para mi que se la recontra banca, porque la verdad que bancarse una amiga primeriza no es nada fácil!!! Aunque sea un momento feliz es un cambio en una dinámica. No te pongas iracunda Milagros!!

Hernan Dardes dijo...

No solamente soy un defensor, sino un cultor de la amistad entre hombre y mujer. Así que en ese contexto banco tu consejo a la hora de evitar el sexo entre amigos. Además en mi caso es al reves: las minas que me garcho, después prefieren tenerme de amigo antes que reincidir. :P
Si llego a decirte feliz algo, te arruino la nota. Mejor feliz nada, que ocasiones para brindar no faltan. Y es la ventaja del brindis, que incluso se disfruta en solitario (no como el sexo, aunque aquella que ahora me quieren como amigo, me han aconsejado que mejor me dedique a eso)

Juli dijo...

jajajajaja de donde salio Milagros Molina?? y de donde saco que vos no podes tener hijos?? jaja
Excelente texto amiga!