lunes, marzo 19, 2007

"Lunes con audio"

Una mañana plena de lunes le da la bienvenida a los porteños y a los viajantes. Una mezcla de calor con viento que causa diarrea si saliste desayunado, hacen aùn màs fàcil el comienzo de las actividades diarias, como las de los macumberos, seres deplorables y con olor a pollo que sin importarles el sentido comùn, cortan una gallina en pedazos y la guardan dentro de una caja de cartòn para que el afortunado y prontamente infeliz dueño de la esquina donde yace el bàrtulo se cague limpiando con vinagre toda la vereda con temor a morir de una maldiciòn budista.
Pocos dìas atràs descubrì el modo de lograr un viaje mejor predispuesta. Descubrì la forma de sonreir mientras camino por la calle cuando aùn es de noche para meterme en el subte e ir a trabajar. Este modo es el MP3. Gracias a este aparatejo que compila decenas de temas musicales suficientes para cambiarle el humor a Ghandi, cabe hasta entre medio de las tetas y en el tracto rectal si alguien intenta asaltarme.
Meses atràs la prioridad en mi vida era el discman, ¡Què gran aparato!, cuànta eficiencia. Las pilas, con una duraciòn no mayor a 3 horas y media, avisaban el momento previo a la caducaciòn alargando las voces de los CDs, hacièndolos sonar desde el màs allà en el momento clave en que uno piensa: "¿Es el disco o soy yo?". Y ahì està el pobre forro intentando dejar de escuchar el mismo CD 4 veces en la misma mañana. Tiene la mochila llena de cajitas de compactos e intenta de manera parabòlica, cambiar de parado el disco de adentro del discman, ponerlo en la cajita correcta sin rayarlo y sin tirarlo, (es original, viò?) y sin que el catinga que tengo parado al lado vea dònde lo estoy metiendo para màs tarde intentar robàrmelo.
El del MP3 sin embargo, se pasea casi con un aire altanero que hace sufrir a mucha gente, no solo a los portadores de CDs sino tambièn a otra generaciòn creada por Sprite, AIWA, vendedores de trenes y el barrio de Once: La Generaciòn Walkman.
Lo interesante de los portadores activos de esta reliquia, es el momento en que buscan una frecuencia perfecta mediante la ubicaciòn estratègica de su dedo ìndice en el orto y la antena apuntando a algùn lugar especial, sea el cielo o las bolas sudadas de un viejo llamado Osmar. El furor de estos aparatejos fue cuando Sprite alaborò una colecciòn cuyo lema era: "Es chiquito, pero vale 2 tapitas... què màs querìas hijo de una cabra?", la respuesta al lema simplemente serìa: Queremos que funcione màs de una tarde. Error. Jamàs sucederìa, ni por los siglos de los siglos, ni Amèn.
Entre las 3 generaciones podemos marcar un dato no menor, un hecho que puede llevar a la tragedia al humor mañanero. El Walkman lleva cassete, por ende, queda excluìdo de la comparaciòn, pero el Discman es el eje central. Cuando uno tiene el reproductor de CDs preparado para un viaje tiene dos opciones: llevarlo cual bandeja sobre la mano, como un anzuelo para ser arrebatado y su propietario terminar ahorcado o sin orejas, o, meterlo en la mochila sobre alguna campera o buzo, de manera que no se mueva ni suspire, que quede trancado para evitar finalmente que el disco rebote. Molestia molesta si las hay cuando el disco rebota, salta, se mueve, titila y no solo enerva las vajinas sino que implica una indignaciòn que matarìa cucarachas sin veneno.
Por eso y solo por eso, yo elijo el MP3, mi tecnologìa de confianza. Usted, ¿què va a elegir?

13 comentarios:

dami...el mas bombero dijo...

ahhh, creo que mi espectativa por este nuevo post fue mayor que cuando estaba por debutar con una dulce compañera de secundaria. En fin, gran salvoconducto de nuestra generacion, el mp3 es un avance notorio en nuestros cambios de humor, me paso que los viajes no solo se hicieran mas cortos, tambien agradables...hasta que al tercer mes me canse del aparato y quedo perdido por ahi, ni hablar cuando adquiri vehiculo con cd player, en fin, sin animos de opacar tu felicidad me alegro de que hayas encontrado la formula para alegrar tus viajes diarios. (Espero que esto no atente contra tu creatividad y nos dejes sin las risas que nos causan tus desventuras bondisticas(de bondi, esta claro no?))

Leo2377 dijo...

Elijo el MP3. Lástima que mi oído cuasi melómano hace que detecte sus errores, pero convengamos que para escuchar en un colectivo, mezclado con el ruido de la calle, el motor y los ronquidos de los pasajeros, está mas que bien.

fernando dijo...

Mi primer inversión con el primer sueldo fue el mp3. Antes andaba siempre en auto (con mp3 también) así que estaba acostumbrado a estar escuchando siempre música, así que cuando tuve que empezar a viajar en tren y subte todos los días se me hacía interminable escuchando solamente el ruido de los rieles.

Bueno, seguí escuchando música, y poné en el blog lo que estás escuchando ya que estás.

Salu2!

Kukilin dijo...

!Hay Mel; En esta nota que por cierto es muy buena, como todo lo tuyo, hablás de cosas que no puedo opinar, pues tengo un aparatejo de esos,pero no tengo tiempo de dedicación, porque necesito tener la mente muy desocupada,por la demanda de mi laburo, pero de todas maneras, me divirtió mucho la nota: Besote: Kukilin

Santi dijo...

Yo utilizó los Reproductores de mp3 grandes.. Esos que son con cds. Tuve la posibilidad de conseguir uno pequeño, pero desconfío de su calidad de sonido.

saludos mel..

El sabado viví la mejor noche de mi vida..

cebolla dijo...

El discman es a la música lo que la conexión "dial-up" a internet: una reverenda garcha. A no alarmarse que dentro de poco te vas a poder inyectar música líquida y escucharla hasta que te canses y mearla y ¡chau! Diego Torres y la puta que parió con tu vereda del sol.

Chelo dijo...

Mi adiccion a la mùsica portatil hizo q 4 pilas AA recargables con su correspondiente cargador se convirtiera en el mejor regalo navideño en lustros. Mis utiles escolares no eran mas q el discman colocado en un folio junto con 2 o 3 cds dentro de una carpeta ayuna de material didàctico. X lo cual la chance de tener 80 millones de temas en un bicho tamaño liquid paper fue mas q decisivo en mi vida. Asi q adelante con el MP3

r.- el corre ambulancias dijo...

aparte no se ve, se pasea en el bolsillo interior del saco, y mas de una vieja queda pensando de donde carajo salen esos cables

asi qeu no solo tenes muchisima musica, sino que tambien le podes cagar el dia a alguien, una ganga

sam dijo...

Hacia rato q no me reia taaaaaanto. y sabes q? me senti muy identificada.
punto aparte.
ahora es cuando te digo q te extraño, extraño q actualices tu flog, q me firmes, firmarte yo y vernosssssss. menos mal q t veo el sab.
te kiero chota y aunq a partir de esta epoca del año nustras vidas se conviertan en un extremo caos y turismo aventura en la cap fed. insisto en q tomemos un break el finde o algun dia y charlemossss

te amo puta mia!
desde salita de 5

Belu => dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
gzen dijo...

No puedo opinar, todavía estoy en la etapa de enamoramiento de mi iPod Shuffle...

Serena dijo...

Gran invento el reproductor de mp3. Gran invento los mp3. Pero lamentablemente el pelo en la torta (que es mucho más jodido de sacar que de la sopa) es que efectivamente, la calidad del sonido es mucho menor a la de un buen reproductor de cd. Supongo que como todo, será superado por nuevas tecnologías que permitan conservar la calidad original de la música. Pero para el caso, qué sería de mí sin mi herramienta evasiva de todas las trájicas mañanas? Nada! Es uno de los más benévolos inventos de la época, francamente.

Belu => dijo...

todo se soluciona con unos buenos auriculares... mi novio me regaló un mp4 hace 2 meses y como venía con auriculares pedorros me compró unos sony y se escucha grosísimo...