martes, mayo 08, 2007

Efervescencia

Desde el fin de semana uno viene proyectando lo malo que será el lunes. No es que uno sea negativo, que no le guste ocuparse laboralmente, que esté menstruando sangre con grumos negros, sino que simplemente es la nula motivación para entrar a depositar el orto unas 9 horas, leer cada diario de Argentina y el mundo para terminar haciendo alguna encuesta sobre si estoy o no de acuerdo con el ganador de Gran Hermano, ganadora mejor dicho, la gorda más traicionera que pisó la tele desde la hija no hija de Perón (esa la hizo bien, se parecía hasta en la papada la hija de puta).
Ya el sábado había opacado mi tarde cuando mientras me disponía a mirar felizmente El Hombre Araña 3 en todos sus ángulos posibles, un grupo de doceañeras se dedicó a arruinar mi velada. Las ví acercarse a la fila de mis espaldas, las observé mientras se sentaban rebalsando pochoclos humeantes con olor a virgen, coca, caramelos, tetitas aún no desarrolladas y escasos pelos púbicos para finalmente comenzar a dialogar. Pensé que pronto terminarían, que era la emoción del comienzo, la exitación de ser pelotudas, de que te paguen la entrada para no tenerte inflando las pelotas en casa o la lejana idea de que yendo al cine a simular ser mayor de 13 les da mas chances de cojerse de paradas a un boletero con acné. Pero no. Prontamente las risas comienzan a elevarse, las charlas comienzan a irritarme como jamás nadie me irritó, (salvo Portal con su amor extraño por los perros callajeros que creo jamás comprenderé), los momentos románticos ya no tienen el mismo efecto porque una tal Barbarita dice que a ella los pochochos no le importan y que no le hace falta que le conviden, Marianita, la más conchuda de todas, patea y patea mi asiento como si estuviera garchándose a un jabalí de 6 patas por el orto con un embudo de metal. Todo se desvirtúa, el cine se vuelve una caja molesta con un cartel verde garzo de avenida que no podemos dejar de mirar pidiéndole a Jebús que un rayo se cuele por la entrepierna de la vieja de al lado y se le incruste a la forra de Marianita, o a Barbarita o a la puta madre que las parió.
Como si el fin de semana no hubiera sido estresante, el lunes nuevamente el subte porteño se encargó de ser fundador de mis penurias. Ya no comprendo realmente cómo es el mecanismo con el que se decide detener el aparato, o, como ellos prefieren decir: Interrumpirlo. De pronto la máquina del infierno se para como si hubiera tomado una infusión nasal de Viagra, los boleteros desaparecen de sus cuevas estafadoras y son reemplazados por una mujer con muchos boletos que será a partir de ahora, la figura en la que caerán los insultos, escupidas, y robo de boletos a discreción.
Claro está que al salir, la populada calle Figueroa Alcorta se carga a 500 forros más que veníamos cagados de calor sudando leche por el pupo y ahora viene la parte divertida: subirse a un colectivo a las 6 de la tarde, que es casi tan imposible como no ver a un villero que se pajea en la ventana de tu casa y te acaba en la mesada. La cola del 29 es de una cuadra, no tengo la Guía T y si es por mí que muera ya mismo Telerman y que se le haga un homenaje en la película de los Coneheads simulando ser un recién nacido demasiado alto al que se lo viola Jhon Travolta con la misma violencia que el Babmino Veira.
Mientras tanto, lluvia ácida sobre la ciudad, solo espero que me cure las caries y me lave los piojos que vengo criando desde sala celeste. Los hongos en la espalda se esparcen como baba de caracol. Antibióticos. Fiebre, me broto. Estómago inflado. No es un bebé, es diarrea. Vómitos en la calle. Vómitos en el subte, la gente es muy asquerosa. Meo en las paredes de gente que ve películas de Beatríz Salomón. Palomas de mierda, qué bichos inútiles. Ellos mataron a mis bichos bolita.
Esta semana se vino con todo. Mejor me tomo un Redoxon... con vodka.

14 comentarios:

Maru dijo...

jajaj muy bueno... qué pensamientos los tuyos meli!
yo el otro día me subí al micro que me lleva a lo de mi novio y se subió uno con problemas mentales, que parecía q abusaba de su condición ya que mientas la madre le gritaba con una voz catarrosa horrenda, el se bajaba hasta los calzones a cada rato... pero bue.. qué le vamos a hacer... entre el olor a zoohumanidad y los locos que se suben ya no sé qué elegir=S..

encima hoy: consulta ginecológica, y la puta q la parió a la vieja...

en esos momentos pienso en que me encantaría ser uno de tus bichos bolita masacrados por las palomas...

un beso, que andes bien^^

dami...el bombero irascible dijo...

lo lei despues de haber estado luchando durante cuatro horas con el embriague del auto y la verdad es que terminó de exasperarme, debo reconocer que me encuentro en un estado de semi demencia temporal, asi que gracias por terminar de arruinarme la tarde.
(gano el embriague por si no se nota y ahora tengo que irme a laburar en bondi la reputisimamadrequemeremilparioyqueparioaeseautohijodetrecemilputasendemoniadasconcancerdehuteroquesolopuedentenerautoshijosdesustrecemilputasmadres...endemoniadas)

la paraguaya dijo...

Ayy es exasperante y parece que todo se configura especialmente para cagarte el dia hasta en su mas minimo detalle. yo me subo al 4 lleno hasta las re pelotas de negros y coreanos y viejas chotisimas que te empujan, te pisan y te manosean, y el lunes arranque encima cayendome de culo el domingo con fisura de coxis y un dolor inaguantable..
Gracias mel

Los isleros dijo...

ta buena el hombre arania?

que hiciste con el menu de la derecha??

porteña dijo...

Huguito de mi vida. No tengo ni la más puta idea de lo que le ocurrió a mi menú de la derecha. De pronto se fue abajo de todo el muy conchudo. Si alguien sabe repararlo, chífleme.
Agradeceré su ayuda.
Saludos a todos los paseantes!

Mel

ChuLian! dijo...

juaaaaaaa!!!!!!!!!

y yo a veces me quejo xq viajo en el mitre, no tengo cara.

Santi dijo...

Por pendejas como esas ya no voy al cine...

Saludos

Estoy sin compu :(

Chelo dijo...

Me cago en la gente de entre 11 y 16 años, no garpa practicamente ninguno, los varones muchisimo menos ehhh. y el hecho de uno haber sido identico me hace volar la capelu.
fin
Chelo

Anónimo dijo...

Muy bueno.
Peroooo quien no paso por esa edad de 16 llendo al cine con amigos/as y reirse antes de que empiece la pelicula, joder a los amigos y ser un hinchapelotas para la gente ajena que trata de solo ir al cine,a`pasar un grato momento, mientras para nosotros el momento grato empezaba a fuera del cine y dentro de el antes de que empiece la movie... jaja añoro esos tiempos muy buen blog soy nuevooo en definitiva disfrutaste la peli? o solo le prestastes atencion a los hinchapelotass 8)

planetaenmovimiento.blogspot.com

cebolla dijo...

No, no puede ser. Esto no debe volver a repetirse. Los preadolescentes deben recibir todo el rigor de la disciplina o conquistarán al mundo con su maldita intestabilidad hormonal. Un eructo con olor a salame los hubiese calmado.

Roberto Sánchez dijo...

me paso algo parecido, con Kil bill: habia un pelotudo que se reia de todo y hasta en algun moento pense que era yo el que no entendía los chistes tarantinescos ocultos, o bienm este era el unico adelantado y cuando despues de varios chistidos oportunos lo callaron empezó el de al lado mio a contarle lo iba a paasar al amigo y le mande mirada asesina como diciendo la concha d etu madre pendejo de mierda o te callas o te cago a trompadas, qu epor fin pude mirarla tranquilo....

salud y uenos alimentos

Kukilin dijo...

Para poner elementos y que no se muevan deberás ponerlos del lado derecho de la plantilla para ello tendrás que :
1) ir a opciones
2) plantilla
3) añadir un elemento a la pagina
4)HTML/Javascript y desde alelí añadir al blog y listo ahí pegas los códigos si así lo requiere.
besos de kukilin.

Kukilin dijo...

Perdón por el apuro,que se lea allí x lo de "alelí"

Belenia dijo...

Qué pendejas del orto, loco!