miércoles, julio 04, 2007

Parecidos que matan

Paseando por Buenos Aires con mi MP4 y mi sweater de calaveritas llegué al Correo central, me paré en sus paradas plagadas de palomas gordas y morrudas como si practicaran jockey sobre mierda desde su nacimiento, y aguardé a que llegara el aclamado transporte quilmeño, el 159: 1x Mitre.
Era la primera en la fila, por lo cual me auguraba indefectiblemente un lugar copado en el bondi. Uno siempre que piensa eso, termina sentado en esos asientos sobre la rueda, o del lado que pega el sol en pleno verano o debajo de una ventanilla de esas que se abren a medida que el bondi anda. Esas que se abren de a poquito y vos cerrás. Vuelve a abrirse y volvés a cerrar. Pero ya, a la tercera vez, se te caga todo el colectivo de risa, te resignás y disfrutás la vida, el frío y la concha de la gorda que se sentó en el asiento que ahora deseás.
En fin, me subí al colectivo. Me senté en un buen lugar, al fondo, al lado de la ventana. Claro está que ese es el lugar elegido por los nodadoresdeasientosaviejasniembarazadas. Escuchaba temas felices, llenos de algarabía y movimiento para despertarme luego de una noche agitada hasta que de pronto un grupo de chicas subió.
Primero se quedaron paradas agarrando el palo del timbre que no funcionaba, lo que consistió en el primer tema de charla entre las adolescentes. Jugaban a mirar al colectivero por el espejo, amagando necesitar bajar para que el conductor cayera, todos perdiéramos tiempo y ellas disfrutaran de los surcos en sus entrepiernas mientras seguían rascándose sus respectivas cuchufletas plagadas de tiempo libre.
Por más que recé, imploré al popular San Expedito y a Chicle Gelblum, un lugar se liberó a mi izquierda y una de las chicuelas se sentó a mi lado. Era gorda, de piel tostada, tostadísima, que contrastaba con unas manchas extrañas con cara de herpes que se le hacían en los cachetes redondos.
Noté que ella tenía el pelo sucio. Se olía algo mezclado entre aceite usado más de 3 veces y palitos de la selva. Tenía una mochila sin cierre, lo cual no comprendí y me demostró que ya no estoy a la onda. Decenas de miles de pins de My Chemycal Romance decoraban su cuerpo, sus remeras, su mochila y hasta su campera negra.
De pronto ví algo en su pelo. Algo plástico que se asomaba tímidamente por entre la grasa acumulada: un sticker. Un sticker de Fiona, la novia de Shreck.
El parecido físico entre ambas era sorprendente. Entre en un shock por Shreck, su novia, la chica y un dilema interno me avasalló: ¿Debía decirle a la gorda que tenía un sticker en el pelo o debía dejar que el mundo de curiosos y observadores notara el parecido y sonriera cómplice?
Los minutos pasaron y dos damas maquilladas a niveles extremos aparecieron en escena. No parecían amigas de Fiona, pero le hablaban y ella era feliz como nunca. Yo disfrutaba de verlas gesticular hasta que sucedió lo inesperado. Un complot de amigas, una unión de superhéroes, una jugada maestra: Una a una comenzaron a sacarse las camperas y remeras y muy lentamente se fue viendo una camisa blanca, una manga larga, otra manga larga, mucha blancura digna de auspicio de jabón en polvo y el logo tan esperado: Fiona era boy scout. Y lo más importante: Iba a un campamento.
Su parada llegó. Fiona y sus amigas bajaron. El sticker la siguió implacable y escondido con una misión clara: que el parecido no muriera con el pegamento.

12 comentarios:

dami...el bombero memorioso dijo...

primeroooooooooo, jjajajajaja, hace mucho que no viajo en bondi pero tus palabras trajeron a mi mente recuerdos que hacia mucho no visitaba, falsos cabeceos para que la viejainvalidoembarazada no me dispute el lugar, apoyaditas a mis compañeritas de secundaria, erecciones causadas vaya uno a saber por que razon divina cuando viajaba sentado (no tienen que ver con las apoyaditas eh!)y por ultimo la eterna lucha por las monedas, ese ser inclasificado en la fauna urbana que es mas esquivo que una mojarra en la playita de la laguna de lobos.
Gracias por los recuerdos tesoro

dami...el bombero desencantado con la ortografia dijo...

esquivo va con B?

sam dijo...

hace rato q no te firmo. dios ame tu encuesta y vote obviamente. no se q te ibaa decir, odio alos puberes q gritan een el bondi y no se bañan, odio al 159 q tarda mucho en todo.
q bueno q estemos hablando de nuevo.
:)
te kieroo

Leo2377 dijo...

Los Boy Scout Alternas, una nueva tribu urbana.
En misa ya no cantan 'Esta es la luz de Cristo', ahora entonan My Chemical Romance.

Makelelejuas dijo...

Viajar en bondi es como un ritual, algo místico a esta altura, a menos para mí.

Siempre pasa algo... siempre tenés algún comentario para hacer de un viaje en bondi.

Saludos

Nones dijo...

Yo viajo todas las mañanas con unas pendejas bolivianas que me empujan. Las pise con mis super botas udas diez veces y ahora se mantienen alejadas de mi jajaja.
Otra maldad que disfruto mucho es cuando voy sentada amagar levantarme y que la gente parada se desespere, onda "Bajate pendeja forra!!!"
Por último, y esto mas en invierno: bañense gente, por favor!!

fernando dijo...

El otro día viajé en colectivo después de mucho tiempo (hago mucho subte y tren), y sigue siendo una porquería.

Esos bondis nuevos llenos de escalones, caños raros por todos lados y especialmente ese caño a la altura de la cintura en el medio del bondi como para atar caballos, me resultan una cagada.

Salu2 viajeros!

Santi dijo...

Saludos...
Matemos a los BoysScouts :p


adioos

juli dijo...

me hiciste cagar de risa mel,
ya con el 1º parrafo...

con respecto al sticker de fiona, o con lo q sea q una lo piensa y piensa a ver si "le digo o no le digo"....cuando te queres acordar, ya se bajo, y te quedas pensando "pucha che....tendria q haberle dicho no?" ejeje


te adoroo zuripanta porteña!


bechoo!

Chulian dijo...

No al robo indiscrimando de reproductores de mp3

Retobao dijo...

La verdad es que el 159 no es un transporte en el cual puedas elegir facilmente o con frecuencia el lugar, me estoy refiriendo en hora pico.
La verdad es que es una lucha para subier, y una ves adentro del mismo.
Espero que corras con mas suerte vos.

Saludos

Santi dijo...

Meli lamento utilizar este blog para responder una serie de comentarios aparecidos en mi blog. Una persona que nisiquiera posteó aca ingreso en mi página protestando por el chiste que hice al firmar este post - "matemos a los boys scouts :P"-.
A este joven llamado Walter le digo que no suelo responder mensajes de agravio. Lamento que no haya entendido una broma y si realmente herí sus sentimientos más profundos, pido disculpas. Y que la próxima vez que le moleste algo, deje su dirección de mail o blog porque pedir disculpas o explicar una firma por este medio me parece no muy serio.

Perdona meli por esto pero creo que es la única manera de terminar con la serie de comentarios que se hayaban publicados en mi blog.


saludos

Adios.