martes, enero 09, 2007

Veo gente verde

Buenos Aires toda tiene resaca de fiesta. Las calles aun violadas por adornos y las lámparas montadas de estrellas de luz compradas al por mayor en Makro dejan un aire de melancolía que me llena los huevos que no tengo, pero necesito.
Una nueva generación creada para estas épocas esta copando la ciudad. Cientos de personas que viajan ahora mas cómodas en el 124 porque mas de la mitad de los argentinos han desertado a Mar del Plata. Es la población verde.
Pueden verlos en general caminando a sus respectivos trabajos como zombis por la vida, con humo saliéndoles de la cabeza y viéndose como si el sol no los afectara. El máximo contacto con el día que tiene una persona verde es durante la mañana, cuando va de puerta de su casa a la parada del colectivo. Si la persona viaja en subte, por lo menos presentara un color “rosachivo” que lo diferenciara del resto de los transeúntes.
El verano de los que nos quedamos es una gran y recalcada poronga de Chiche Gelblum. La tele apesta a películas de Telefe y a novelas para gente sin sexo. Osvaldo Lapport sin Soledad Silveyra no me llega al corazón y Mariano Martínez haciendo de ciego es… es… sin comentarios.
Las alternativas para un trabajador sin vacaciones son:
1- Ir a una pileta a nadar en meo de infante y encontrar monedas en el agua amarilla.
2- Ponerse un cohete en el orto, viajar un fin de semana a la costa, gastar lo mismo q si hubieras ido quince días, volver sin ver el mar porque llovió como el carajo y estar mas estresado que si te hubieras quedado en casa succionándole los parásitos del culo al perro.
3- Tirarte en la terraza como una ballena verde cuando volves del laburo. Llevar una botella de agua para no deshidratarte y una radio que solo agarra la radio de Once. Deprimirte por lo triste que es lo que estas haciendo y volver al living a jugar al solitario.
4- Tirarte en la plaza cerca de la Bond Street acompañando a los acostados de siempre, un par de vejestorios en bolas que demuestran que tienen huevos venosos y corajudos como para absorber no solo el sol sino la mierda de las palomas, los gritos de los caminantes, de los camioneros y de los paseadores de perros.
Ahora, cuando las opciones no nos satisfacen y ser una persona verde se torna doloroso, poco estético y similar a Romina Yan, es buen momento para preguntarse: Quiero renunciar? Si la respuesta es positiva, es momento de empezar a planear una vacaciones en Chascomus para pescar bagres y cagar en el mismo baño que cientos de chascomuseces, si es negativa… comprate una lona ya mismo, el balcón te esta esperando.

12 comentarios:

SaM dijo...

decilo. mariano martinez haciendo de ciego es pesimo. se nota q esta mirando!!. igual demosle un toq de tiempo, quiza mejora. aunq en fin, esta tan yeguo con ese pelito q ciego o no lo parto.
osvaldo laport es demasiado grasa, diganle q tiene q dejar el papel de boxeador.
hoy me tire a tomar sol y se nublo.
dios necesito emparejar el color!! tengo la parte de adelante roja y la de atras blanca la puta madre.

nos estamos viendo.
besooooooooooo

salaminch dijo...

aguante el kuervo!

juli dijo...

estoy de acuerdo con salaminch (?)

te amo mel, estoy sentimental, te lo dije 4 veces ya creo...
tb amo tus escritos, yo sigo esperando el libro
imprimiria todos tus escritos y los encuadernaria!

beso!!

fernando dijo...

coincido con juli, que a su vez coincide con salaminch, tu blog sería un éxito literario :P

Salu2!

Alejandra dijo...

Hola Melisa. Acabo de terminar de leer tu blog completo, completito. La verdad es que tu estilo me gusta mucho. Calculo que habrás leído a Bukowski, si no es así, realmente te lo recomiendo, podrías chusmearte "Escritos de un viejo indecente" como para empezar. Sin embargo, por tu estilo, pareciera que ya lo concés. Es mi autor preferido.
Bueno, de vez en cuando pasaré a verte, estás invitada a mi casa.

Beso!

gen71 dijo...

Coincido con Alejandra, muy Bukowski tus palabras...
Asi que eso era... soy un ser verde...
Eso explica muchas cosas; como por ejemplo el hastío que siento en esta tarde nublada y pegajosa de calor, encerrado en una oficina con una compañera de laburo con la que no cruzo palabras en horas, escuchando la radio que sintoniza, creo que se llama Vale o alguna mierda parecida, en la que pasan un pastiche musical para discapacitados auditivos, con el cerebro viejo y seco.
Muy bueno lo tuyo.
Si tenés ganas estás invitada a curiosear mis cosas.
Saludetes

David Yazo dijo...

y aveces en Buenos aires, y así es en Bogotá verdes. grices o amarillos, todo se repite como bahorrina impregnada en todo lado...

Cebolla dijo...

Esto es muy copado. Aunque no me lo leí todo como Alejandra. Es la excusa para pasar e ir divirtiéndome de a poco.

po li sh a * dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
po li sh a * dijo...

para que te des una idea me estoy quedando tiempo extra en el laburo solo porque hay internet, café gratis y aire acondicionado.

angustia estival Chapa, estamos todos jugados.

beso grande.

j ua ni *

alejandra dijo...

sos increible, te amaria mil veces aunque me dijeras todo el tiempo que solo soy una misera parte de ese Buenos Aires lleno de grasa, humo y cemento.

Anónimo dijo...

company website propecia fda warning - propecia buy no prescription