jueves, enero 31, 2008

En la cama

La playa está próxima, ya huelo el mar y avisto a las viejas carroñeras en la orilla destruyendo caracoles cada vez que depositan el orto en la arena para mear sin que el guardavidas les vea caer el chorro. Mar de Ajó está a días de distancia, tengo que prepararme.
Mi última visita a la playa estuvo marcada por ampollas, ronchas y una hinchazón hasta en el clítoris que el sol me había causado en sus horas no recomendables. Como este año el sol eterno que tenemos los argentinos cada vez pica más, decidí no solo comprarme bronceador factor 1000 y crema de aloe vera post fritura, sino también darme una base de cama solar.
Era mi desvirgación dentro de esa máquina de la muerte, por eso llevé a mi hombre alado para que me acompañara en el sentimiento. Grande fue mi pesar cuando supe que solo podríamos entrar de a uno.
La chica que me atendió dentro del "solarium", como le llaman las gronchas, tenía el color exacto con el que una teme quedar al salir de dicho espacio. No era naranja, sino más bien color sambayón con cerezas. Primero me comentó las módicas sumas a las que debía enfrentarme en cada sesión, luego se sinceró y afirmó: "A vos te recomiendo que empieces con una baja intermedia de 6 minutos". Claro, porque soy verde. Está queriendo decir que soy verde esta hija de puta, la odio.
La muchacha sambayón me dijo que la siguiera porque me iba a explicar cómo debía comportarme dentro del tubo del horror y lo más importante, cómo debía accionarlo. La cama horizontal donde uno se asa tipo colita de cuadril estaba rota, así que me indicaron una especie de transportador espacial vertical en donde yo debía pararme sin mover el culo para no quemármelo con unas luces violetas y sostenerme sin soltarme nunca de unas manijas que colgaban del cielo. Para que todo arrancara, debía toquetear un botón negro.
Después de este primer instructivo, esta misma yegua me dijo que me "preparara" en otro cuarto, lo que yo entendí como ponerme en bolas antes de asarme, pero no. Era desmaquillarme. Me saqué un poco el delineador, tomé los anteojos verdes antiparrescos que me habían dado como protección y salí a enfrentar al sol de mentira.
No quería tener marcas de malla ni de bombacha por lo que realmente me quedé desnuda. Desnuda, con un rodete y los anteojos verdes. Estaba lista para volar a Marte para ser fecundada por un ganso. Me paré ahí adentro, tomé las manijitas, cerré la puerta y toqué el botón. Automáticamente unas turbinas de calor comenzaron a escupirme su violácea fragancia a verano que no es. Empecé a sudar casi al tiempo que la radio que ponen para que uno no se desespere pasaba un tema de Mika que me hace delirar a puntos extremos.
Un contador de minutos marcaba el ritmo descendiente de los 600 segundos que debía tolerar antes de salir con un bronceado casi estupendo. Una especie de desmayo me quiso atacar, pero no lo permití, ahora sonaba Diego Torres y no quería sucumbir ante su canto. Cuando faltaban segundos para terminar, el tubo solar conmigo dentro quedó a oscuras. Sentí que me cagaba, las turbinas ahora tiraban aire fresco que me entraba por la cachucha y me la congelaba. Lo que me faltaba era salir con cistitis. Por alguna razón, seguía aferrada a la manija.
El viento, los anteojos, el miedo de que un peluquero desorbitado me entrara a chupar un pezón chivado… todo comenzó a girar en la oscuridad y de pronto: pffffffffffffffff. El contador de segundos llegó a su fin. La puerta se destrabó y yo, desnuda, transpirada y sin maquillaje me miré al espejo para descubrir que nuevamente y como antes, seguía siendo color verde musgo.

18 comentarios:

HOMBRE ALADO dijo...

DOY FE QUE ESTO ES TOTALMENTE EBN SERIO. TE AMO BABY!!!!!

HOMBRE ALADO dijo...

BOMBERO, ESTOY PRIMERO, TE GANE!!!!!!!!!!
JUAJAJAJAJAJA

_nieves dijo...

Para el verano pasado, para las fiestas más precisamente y también antes de irme unos días a la costa, fui a los de "Sol Pleno", esos que te pintan y te dura una semana, esos que dicen que es sano y natural no como el sol o la cama solar que ta da cancer de piel y además la cama solar te deja ese color ladrillo horrible, como sea, la cuestión fue que quedé EXACTAMENTE IGUAL, igual al color Andrea del Boca con el que me presenté para que una conchuda me rociara cual semental en celo con una tintura incolora, en fin, lo único para broncearte es tomar sol, exponerte al cancer de piel, a las arrugas y al tedio de estar tirada sin hacer nada por horas al mejor estilo pollo al spiedo, y sí, la belleza cuesta mucho trabajo y tiempo.

samu.- dijo...

jajajaja
sos la mas grosa
=)

Anónimo dijo...

jaja... me mataste... encima cuando salis no ves un carajo y los turros te ponen un espejo polarizado para que uno se vea mas "negro"... date una sesion mas antes de irte... capaz que te agarre un poco de color...muy bueno el post...

el Migue

Yasmin dijo...

Yo trabajé 1 año en un solarium, para ser finalmente echada por su extremadamente homosexual dueño por no cumplir con el perfil "chica solarium" típico de estos establecimientos.
Tenés que tomar 3 sesiones seguidas (es decir día tras día) para recién verte un colorciiiito tranqui, igualmente con esa base de pseudobronceado, cuando tomes sol de verdad vas a tomar color más rápido que si no hubieras tomado cama solar.
Suerte en las vacaciones.

Santi dijo...

Jajaj genial!!


Por mi parte meli, realmente el quemado-camasolar es horrible!! es al pedo que vayan!! no queda bien!!



pero bue..


saludos desde aqui


pasate


adios

dami...el bombero que volvera a ser primero dijo...

ahora estan todosss en contra mia? quiero ver cuantas veces estuvieron primeros pichis, cuenten y despues hablamos.
Mel deja de postear cuando estoy de guardia porque estos pseudo seguidores que tenes ahora se jactan de pequeñas victorias, igual te adoro.
Dami

hombre alado dijo...

ehhhhhh, dami. el pseudo seguidor, es el novio y la musa inspiradora de muchos de los posteos que a usted tanto le gustan.!!!!!. disculpame si heri tus sentimientos.
lucas

el_iluso_careta dijo...

POCAS VECES ME CAGUE TANTO DE RISA IMAGINÁNDOME CADA SITUACIÓN QUE DESCRIBÍS...

dami...el amigo del hombre alado dijo...

bueno, todo bien hombre alado,si es asi, esta perdonado, gracias a usted tengo minutos de alegria que se prolongan en el espacio temporal, inspire mi viejo, inspire,(y contenga un poco xa mejor efecto).
Su bombero amigo

dami...el bombero orgulloso dijo...

yo se que no soy competencia para usted, pero modestamente debo decirle que yo inspire a su chica un tiempito antes, no por ser su musa, si no de casualidad x medio de un sms que decia que los sabados a la tarde estaba bueno viajar en subte. No se compara con lo suyo pero tengo mi pequeñisimo orgullo, saludos.

Belenia dijo...

Este blog es una masa!

Bere dijo...

Mori de risa con el relato. Muy bueno!!!

Polixa dijo...

Por lo menos no falleciste escuchando a Diego Torres Meli.

Eso hubiera sido terrible.

Ala dijo...

Hola Melisa! Dudo que te acuerdes de mí, soy Alejandra, fue trainee tuya en Mci, en el 2006, una de las ultimas camadas de gente que entró. Una que estudiaba música, tocaba la bata..Bueno, si te acordas joya. El otro día se me ocurrió entrar y como siempre me cagué de risa..Acá te dejo mi blog
Un saludo

Chulian dijo...

Volve, melisa volve, que te extrañamo volve dale di que si siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii???. Mis cachetotes me permiten hablar como kiko a la perfección.

Che, muy mal lo de tu cama solar. Hubieras probandote poniendote varios dias seguidos al sol y ya fue, se te curte la piel y todos felices. En momentos como estos odio a mi ex novia que en menos de quince minutos quedaba negra como naomi campbell y yo sin embargo seguia blanco tipo hoja canson.
che, si le pones un chat al blog asi se arma cachengue? sería re bueno, yo opino!

volve melisa volve... que extrañamos reirnos de tus desventuras.

Besos para todos, chulian.

Anónimo dijo...

Meli excelente! te tiro un dato sshhhhh... 6 minutos son 360 segundos!! shhhh
F!